Lugares de la Piel Parte III: ASIA

LUGARES DE LA PIEL: ASIA

Lugares de la Piel Parte III: ASIA

20th julio 2021

No toda la piel es igual. Puede ser fácil de hallar, pero obtener la de mejor calidad puede ser más difícil, por lo que el conocimiento de la artesanía de la piel de diferentes regiones puede ser el camino seguro para obtener productos de calidad.

Es un material que se ha utilizado durante siglos, codiciado por su durabilidad y adaptabilidad, ya sea para protección, calzado o sillas de montar. Hay centros históricos de la piel, pero en estos días, la piel se produce en todo el mundo, utilizando métodos y tradiciones locales. “Lugares de la Piel” es una serie de tres partes, que analiza más de cerca las industrias de la piel en países notables de Europa, América y Asia.

CHINA

Dadas las antiguas civilizaciones de China, no es de extrañar que se sepa que la piel se usa desde hace mucho tiempo. La dinastía Shang (1600-1046 AC) usó piel para fabricar las armaduras que cubrían la parte delantera y trasera de los guerreros con cuadros de piel superpuestos; ello debió haber sido muy efectivo, ya que fue una práctica que perduró durante siglos después. Un estilo similar se puede ver en el famoso Ejército de Terracota en Xi’an. Con más frecuencia, la piel se hacía con más frecuencia de búfalo, pero también existen registros de pieles hechas de rinoceronte. La piel también se incluyó en la fabricación de otros armamentos, como cascos y escudos, hasta que el bronce se convirtió en algo de uso común.

Hoy en día, China es el principal exportador de piel en el mundo con alrededor de una cuarta parte de todas las exportaciones de piel originadas allí. Pero en términos de producción total de piel, China cubre un enorme 80% de la producción mundial, a causa de su vasto mercado interno. Por su gran tamaño, su capacidad agrícola y una economía en crecimiento, China está lista para expandir esta industria y ampliar su posición de liderazgo en los años por venir.

Dado el aumento del orgullo chino que se relaciona con las marcas locales, en especial en lo relativo al lujo, al mismo tiempo que la dificultad de acceder a las marcas chinas desde el extranjero, es difícil compartir aquí sugerencias de marcas de piel chinas que se pueden tomar en cuenta. Sin embargo, HONGU es una marca china de bolsas de lujo que representa una fuerte competencia a los productores occidentales.

 

INDIA

Al igual que en China, las antiguas civilizaciones de la India usaban la piel desde hace siglos. La primera mención registrada se puede encontrar en Los Vedas, las sagradas escrituras hindúes. En el año 3000 a.C. parece que se usaron “mashaks” de piel (sacos de agua) y botellas. Las palabras escritas en sánscrito, incluyendo “charmanta” y “varatra”, hablan del uso de correas, bandas y cuerdas hechas de piel. A partir del siglo II a.C., la piel fue un gran componente comercial en la Ruta de la Seda y otros, y unió a la India a los imperios paralelos: griego y romano.

Moviéndonos hacia adelante, el explorador Marco Polo habla de la fabricación de piel en la década de 1800, mientras escribía: “El curado de pieles y la fabricación de piel fueron dos de las industrias más importantes de Gujarat 42. Cada año, varios barcos iban a Arabia cargados de pieles de cabra, buey, búfalo y otros animales. La piel se usaba para sandalias y se trabajaba hábilmente en esteras para dormir rojas y azules exquisitamente incrustadas con figuras, pájaros y bestias, y hábilmente bordadas con alambre de oro y plata». Al igual que en muchas otras regiones, la década de 1900 trajo avances industriales, y la piel se convirtió en un proceso de producción más grande dentro de la India, que se incrementó aún más con la Segunda Guerra Mundial.

Hoy en día, la India representa el 13% de la producción mundial de la piel, y la industria en su conjunto emplea a más de 4 millones de personas. La India contribuye con el 9% de la producción mundial de calzado, que está estimada en 2,600 millones de dólares. La industria de calzado en especial está creciendo rápidamente, y tiene el potencial de crecer ocho veces para 2030 para alcanzar un valor de 80 mil millones de dólares. No es un eufemismo decir que la India contribuye en gran medida a la economía mundial de la piel, y le debemos mucho a su rica historia artesanal.

Si estás buscando una marca de piel con sede en la India, echa un vistazo a Viari que fue fundada por un padre y su hijo, con sede en Chennai. Usan el agua de lluvia ecológica como insumo de su proceso de producción y se enfocan en la funcionalidad que se concentra en diseños simples y contemporáneos. Otro negocio que sigue siendo familiar es The Sole Sisters, que crean zapatos hechos a mano (principalmente sandalias de estilo Kolhapuri) que ¡pueden ser pedidos y enviados internacionalmente!

 

JAPÓN

Aunque no es uno de los principales fabricantes de piel del mundo por su volumen, Japón tiene una relación específica con la piel que vale la pena estudiar. No obstante, es una historia que no está bien documentada, muy probablemente porque tradicionalmente era un oficio para trabajadores de clase baja y no se consideraba digna de ser registrada.

Los bosques de Japón son fuertes fuentes de tanino, y por ser una serie de islas, hay un abundante suministro de agua para la producción. Sin embargo, nunca tuvo una industria ganadera lo suficientemente grande como para construir un mercado de piel, y los bosques no fueron talados para dichos taninos como en otros lugares, porque los deslizamientos de tierra eran un peligro real que los bosques impedían.

Dado que el pescado es la fuente principal de proteína en lugar de la carne para los lugareños, el calzado estaba hecho de paja o madera en lugar de piel. Parece la piel estaba hecha de cuero de ciervo, de los cuales los cerebros se usaban para el curtiduría en lugar de los árboles (debido a la amenaza de deslizamiento de tierra). Esto significaba que la fabricación de piel era autónoma, con el resultado de un material ligero y resistente.

Pasando hacia delante en nuestra línea de tiempo histórica, se desarrolló la piel Himeji. Esto producía una piel blanca muy especial, debido a las bacterias en el río Ichikawa donde se empapan las pieles. Una vez mojadas, se frotaban con sal y se secaban al sol. A partir de aquí, se produjo una reacción química que blanqueaba las pieles de manera natural, haciendo que el teñido fuera completamente innecesario. Por eso es posible imaginar la demanda de una piel tan hermosa.

Hoy en día, esta región es responsable del 70% de la piel de Japón, aunque los procesos de fabricación han avanzado, y esta piel blanca especial no se produce de la misma manera. Los fabricantes de piel que se remontan a generaciones atrás, como Daisho que fue establecida en 1925, todavía tienen su sede en esta región, modernizando las habilidades y técnicas históricas, incluso si el tiempo las ha modernizado un poco.

Si has disfrutado de la Parte III de “Lugares de la Piel”, ¡echa un vistazo a las Partes I y II que se enfocaron en Europa y América!

 

POR NICOLA DAVIES

¡No olvides seguir a Nicola!

Instagram: @nicola_jdavies

Twitter: @nicola_jdavies

Echa un vistazo a su sitio web: nicolajdavies.com